Reflexiones Diarias

El anonimato y el Internet

 

El anonimato y el Internet.

 

 En el mundo de ritmo acelerado y de alta tecnología de hoy día, cada vez más miembros de A.A. acceden al Internet en formas que no se podían haber imaginado ni siquiera hace diez años. Conversar en línea con miembros del otro extremo del globo ha llegado a ser cada vez más frecuente, y hay una tremenda cantidad de información sobre el alcoholismo y A.A. disponible con un simple clic del ratón. No obstante, la amplitud y el alcance del Internet han venido acompañados de dificultades, y la protección de las Tradiciones en línea es un asunto importante para muchos miembros de la Comunidad.

Al igual que con muchos temas de interés por todo A.A., la OSG ha elaborado unas Guías de A.A. basadas en la experiencia compartida de los miembros, grupos y comités de A.A., que responden a muchas de las preguntas que han surgido debido a esta nueva tecnología (SMG-18). Un asunto que preocupa es el del anonimato en línea, especialmente en lo que se relaciona con los Web sites de redes sociales, asunto que ha provocado echar una detenida mirada a la literatura actual de A.A. y a las mejores formas en que se pueden aplicar las Tradiciones de A.A. a este popular medio de comunicación.

“¿Para qué sirve el anonimato en Alcohólicos Anónimos? ¿Por qué está considerado como la mejor protección que nuestra Comunidad pueda tener para asegurar su continua existencia y crecimiento?”

Estas preguntas que aparecen en el folleto aprobado por la Conferencia de Servicios Generales de A.A., “Comprendiendo el anonimato”, son la base de cualquier conversación sobre la Tradición de Anonimato de A.A., ya sea que la conversación se centre en un artículo de un periódico o en un Web site del Internet en el que aparecen los nombres completos o las fotografías de caras de miembros de A.A.

“Si consideramos la historia de A.A. desde sus orígenes en 1935 hasta hoy día,” se dice en el folleto, “veremos claramente que el anonimato tiene dos funciones diferentes pero de igual importancia:

“A nivel personal, el anonimato les da protección a todos los miembros contra ser identificados como alcohólicos, una salvaguarda a menudo de especial importancia para el recién llegado.

“A nivel de la prensa, radio, TV, cine y nuevas tecnologías mediáticas tales como el Internet, el anonimato hace destacar la igualdad de todos los miembros dentro de la Comunidad, refrenando a las personas que pudieran explotar su afiliación a A.A. para ganar fama, poder o provecho personal.”

Con respecto a la pregunta específica, “¿Y en cuanto al anonimato en línea?” las Guías de A.A. sobre el Internet dicen: “Un Web site de A.A. es un medio de comunicación público que tiene capacidad de alcanzar a la audiencia más diversa y numerosa posible y por lo tanto, es necesario valernos de la misma protección que utilizamos ante la prensa, la radio y el cine.”

No obstante, la OSG ha recibido numerosas quejas de miembros de A.A. preocupados por las rupturas de anonimato en línea, el uso inadecuado del nombre de A.A., y los materiales protegidos por copyright y las marcas registradas que se usan indebidamente en Facebook y otros sitios de redes sociales. Los Web sites como Facebook ofrecen a los individuos la oportunidad de publicar mucha información personal (y de otras personas), y a menudo estos Web sites permiten que los usuarios formen redes sociales de “grupos” o “eventos” para personas con intereses afines.

Algunos miembros no ponen nada relacionado con A.A. en sus perfiles personales o sus “actualizaciones de estado,” pero a otros les parece que está bien hacerlo, siempre que no se mencione A.A. específicamente.

No obstante, un miembro de A.A. dice: “Mecanografié ‘Alcohólicos Anónimos’ en el sitio Web de Facebook y apareció un grupo con más de 6,600 miembros. Aseguraba que era ‘un sitio seguro para conversar’ así que me pareció que estaba bien. Luego hice clic para ver quiénes eran los miembros y se abrió una página con nombres y apellidos, muchos de ellos acompañados de fotografías.

“Desde allí, dependiendo del nivel de privacidad de los miembros, se podía ver fácilmente la información personal de esas personas, de sus familiares y amigos.

“Se me había enseñado la importancia de nuestras Tradiciones,” sigue diciendo este miembro de A.A., “y de guardar esta Comunidad de la misma forma en que la encontramos… Según mi opinión, esta página no refleja lo que es A.A.”

En su respuesta a un miembro de A.A. que escribió a la OSG para expresar inquietudes similares, el miembro del personal de la OSG asignado al despacho de Información Pública dice: “A algunos miembros de A.A. les parece que Facebook es un sitio de comunicación privado; otros miembros están enérgicamente en desacuerdo y creen que es un sitio público. Las Guías de A.A. sobre el Internet, que se pueden encontrar en el Web site de A.A. de la OSG, dicen que los Web sites de redes sociales son de ‘naturaleza pública.’”

El miembro del personal también describe la costumbre normal de la OSG referente a las rupturas de anonimato a nivel público. “Normalmente, se nos informa de las rupturas de anonimato que aparecen en una revista, periódico o TV y, después de verificar que realmente se trataba de una ruptura de anonimato, remitimos el asunto al delegado del área en la que reside el miembro en cuestión para que el delegado se encargue del asunto según le parezca oportuno. (Normalmente el delegado de área envía al miembro un recordatorio cariñoso acerca e la importancia de nuestra Tradición Once.)”

Pero con respecto al Internet, el método actual de tratar las rupturas de anonimato a nivel público “no se aplica bien a los Web sites de redes sociales.”

Dada la popularidad del Internet y el gran número de personas que lo utilizan, la cuestión del anonimato ha llegado a ser cada vez más relevante, y a medida que se acumula la experiencia compartida dentro de la Comunidad sobre este medio de comunicación de tan rápido desarrollo, se está enfocando la atención en lo que Bill W. describió como “la base espiritual de todas nuestras Tradiciones.”

Resulta muy beneficioso pensar detenidamente y hacer una prudente evaluación de una situación que ha causado preocupación a muchos miembros. Hablar con los padrinos A.A. y amigos acerca de cómo aplicar las Tradiciones de A.A. en línea posiblemente ofrecerá a los miembros que usan esta tecnología una mejor comprensión de cómo nos presentamos a nosotros mismos como miembros de A.A. ante cualquier persona ––sea o no sea miembro de A.A.–– que pueda “entrar” sin avisar en las salas de los muchos sitios de redes sociales del Internet.

Como se dice en el folleto “Comprendiendo el anonimato”, respecto al anonimato en línea, la conciencia colectiva de la Comunidad de A.A., según se expresa en su literatura aprobada por la Conferencia, sugiere que “Los lugares accesibles para el público en el Internet tales como sitios de Web en los que hay texto, gráficos, audio y video deben ser considerados como otra forma de ‘medios de comunicación públicos.’ Por lo tanto se deben tratar de la misma manera que la prensa, la radio, la TV y el cine. Esto significa que no se deben utilizar nombres completos y no se deben ver las caras. No obstante el nivel de anonimato en e-mail, reuniones en línea y salas de charla es asunto de decisión personal.             

 

“Reimpreso de Box 4-5-9 (Edición Invierno 2009, página 8) con permiso de A.A. World Services, Inc.